Sobre nosotros

Una empresa familiar con más de 25 años de experiencia

CM joyeros surge para dar respuesta a la cada vez mayor demanda de servicio integral en joyería.
Todo comenzó con una joyería en el barrio de Son Cotoner de Palma de Mallorca y con el correr de los años se han situado como el taller de joyería de referencia en Baleares.
Doña Concepción Molina Caballero inaugura en 1992 Joyería Conchy, junto con sus hijos encargados del taller. Ahora son ellos los encargados de seguir con el legado de su madre, renovando y actualizando la tienda y el taller que pasa a llamarse CM joyeros.

Con el mismo trato familiar y profesional de siempre, en el taller de joyería de CM joyeros podrás renovar la imagen de tus joyas, recuperar piezas dañadas o simplemente rediseñarlas. Desde un sencillo arreglo o limpieza hasta actualizar por completo piezas desactualizadas o reliquias familiares.


Y si tienes tu propia idea o diseño, la llevaremos a cabo en diferentes metales como oro, plata o platino. Junto con nuestro servicio de engastado, podrás elegir entre una amplia gama de piedras preciosas, semipreciosas y diamantes certificados para convertir tu joya en una pieza única, personalizada e irrepetible.


Somos especialista en anillos de compromiso y alianzas de boda. Puedes elegir dentro de una gran variedad de modelos o diseñar el tuyo siguiendo tu idea o necesidad. En diferentes metales, acabados y piedras, podemos diseñarla en 3D para que veas el resultado final y con el grabado láser personalizarlas de la forma que estabas buscado.

Y para profesionales, disponemos de las últimas tecnologías del sector joyero y brindamos servicio a toda España. Composturas en general, soldadura láser, microfusión, diseño 3D y corte y grabado por láser son algunos de los muchos servicios que podemos ofrecer.

























Síguenos en Instagram
No se puede conectar a Instagram o no tienes permisos para obtener medios de Instagram.
Sin contenido

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse